domingo, julio 05, 2009

Vuelvo al lobby,
decenas de banderas me hablan
en lengua muerta, izo la mía
mi localizador indica que no existo
o es aguafiestas que hace relativo y frágil ese mundo lúdico libre de fines.
Una caída de agua aquí
o una hermosa erosión allá
son esos instantes que irradian
discontinuidad
y nos liberan de la trampa, de la anécdota.

Ángel Rivero
Julio 05, 2009

1 comentario:

Lena dijo...

Buen texto, Ángel!

Me gustó el ritmo y ese dejo amargo que tiene...

Un abrazo!